Ensánchate: Ciclo Escolar 2017 – 2018

Al terminar el ciclo escolar 2016 – 2017, estuvimos orando para que Dios nos diera una visión definida para el siguiente año escolar. Habíamos vivido ya muchos cambios, mejoras, pruebas e incluso disciplinas de parte de Dios durante el proceso del ciclo escolar que estábamos terminando así qué teníamos cierta expectativa de qué sería lo que Dios nos hablaría para la siguiente etapa. Dios nos sorprendió una vez más: tomó todo lo que Él había hecho en 2016 – 2017 y nos dio la visión de ensancharlo en todas sus dimensiones.

 

A través de la Biblia encontramos este actuar particular de Dios, porque para Él el el fin de todo ciclo/proceso es sólo el comienzo de algo más grande:

 

  • La creación de Dios termina con la ordenanza para Adán y Eva: fructificad y multiplíquense.
  • El proceso del nacimiento de la iglesia termina con la ordenanza: Me seréis testigos en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la Tierra
  • La constitución de los ministerios concluye con un propósito mayor: el perfeccionamiento de los santos hasta que todos lleguemos a la estatura del varón perfecto.

Para Dios, el fin de todo ciclo/proceso es sólo el comienzo de algo más grande.

 

Quiero compartir con ustedes 3 principios que encontramos en Isaías 54:2 de esa expansión o promoción a la que Dios nos llama:

 

No seas escaso

2 de Corintios 9:6  Nos habla algo muy claro, el que es escaso para sembrar, segará también escasamente. Para poder crecer y dar fruto es necesario dar todo de nosotros, y el que quiere seguir a Jesús debe «Dejarlo todo, tomar su cruz y seguirle», no es posible ser tacaño si se quiere alcanzar el crecimiento, será necesario darlo todo de sí. El proceso de fructificar en Dios nos costará todo Juan 12:24. Así que es momento de dejar de ponernos barreras y pretextos para crecer, el «No puedo» es una de las formas de escasez más comunes dentro del pueblo de Dios.

 

Alarga tus cuerdas

Las cuerdas representan el alcance, ya que estas se utilizaban tanto para extender las cortinas o paredes de las tiendas como para delimitar y marcar el territorio de una persona o una familia  Salmos 16:6. Los sueños de Dios siempre serán más grandes que los nuestros, así que si queremos cumplir nuestro propósito eterno, tendremos que romper nuestros propios paradigmas y atrevernos con fe a caminar en las aguas aparentemente imposibles que representan los propósitos de Dios en nuestras vidas.

 

Refuerza tus estacas

En los tiempos del profeta Isaías, las estacas eran un elemento fundamental en la construcción de las viviendas: eran para las tiendas de habitar, el equivalente a los cimientos de las construcciones de hoy en día. Entre más grande fuera la habitación más reforzadas requerían ser las estacas de dicha tienda. Para crecer sanamente es necesario no olvidarnos de nuestros fundamentos como cristianos: la fe, el amor, la confianza plena en el sacrificio de Cristo, la oración, la adoración y la comunión personal con Dios son algunas de las estacas que debemos mantener firmes si queremos crecer sobre un fundamento sólido. Mateo 7:24

 


De acuerdo a estos principios, a todo el equipo del Instituto Bíblico San Pablo nos entusiasma en gran manera todos los desafíos que presenta esta nueva etapa como  la certificación a nivel nacional por parte de la IEI, la inclusión de 32 materias en los nuevos planes de estudio o el lanzamiento de los diplomados en línea IBSP para este año, estamos llenos de fe y expectativas sobre lo que Dios va a hacer con nuestro territorio… y tú hermano o hermana ¿qué estás esperando? ¡Ensánchate!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *